​Seguir aprendiendo para mejor adaptarse a este nuevo mundo

23/07/2020

Las palabras ‘sin precedentes’ se han utilizado mucho para describir la pandemia Covid-19. A medida que muchos países salen del encierro, podemos ver claramente cuán sin precedentes se ha convertido nuestro nuevo mundo.

Los cambios profundos que experimentamos también afectarán la forma en que aprendemos.

Millones de profesionales han estado trabajando desde su casa desde que se produjo la pandemia. Si bien este no es un fenómeno nuevo para algunos, la mayoría se ha visto obligada a adaptarse rápidamente. En el mundo anterior a Covid-19, las reuniones por Zoom ocupaban el segundo lugar después del cara a cara y, a pesar del aumento del aprendizaje e-learning en el mundo de la formación corporativa, los talleres presenciales seguían siendo la opción preferida.

Hoy, todo eso ha cambiado. Nos hemos acostumbrado a realizar la mayoría de nuestros negocios profesionales en línea. Donde una vez tuvimos que viajar para reunirnos con nuestros clientes o colegas, hoy presionamos un botón, y todos aparecen mágicamente en una serie de cuadrados en nuestra pantalla. No es perfecto, por supuesto. Y no importa cuán inteligente sea la tecnología, conocer gente en línea nunca será la misma experiencia que conocer a alguien en la vida real.

Aun así, funciona.

Podemos tener una llamada de conferencia de una hora con nuestros colegas, algunos de los cuales podrían estar dispersos por todo el mundo, y hacer más en esa hora que si tuviéramos que reunirnos con esas personas por separado. Algunos líderes empresariales están considerando seriamente reducir el espacio de oficina y dar a sus empleados la flexibilidad de trabajar desde casa. La tendencia a trabajar fuera de la oficina se convertirá en la nueva normalidad, incluso cuando la amenaza de la pandemia se haya reducido.

El desarrollo de las personas en la época de Covid-19

No hay duda de que el distanciamiento social y otros desafíos relacionados con la pandemia nos acompañarán por bastante tiempo. Sin embargo, los humanos están diseñados para adaptarse, por lo que en breve volveremos a la normalidad y nuestros negocios comenzarán a crecer y desarrollarse nuevamente. Eso también incluye el desarrollo de las personas.

Independientemente de los desafíos comerciales de vivir con Covid-19 entre nosotros – recortes presupuestarios, reducción de la demanda, medidas de distanciamiento social, etc. – sus equipos necesitan mejorar sus habilidades. De hecho, se podría argumentar que, más que nunca, las personas necesitan aún más oportunidades para mejorar sus habilidades debido a los desafíos únicos que enfrentan en estos tiempos difíciles. Las habilidades blandas como la gestión del tiempo, el trabajo remoto y la comunicación deben ajustarse para ayudar a las personas a rendir al máximo. Aprender a dominar el liderazgo y las habilidades directivas también tendrá sus recompensas, tanto a corto como a largo plazo. Además, las habilidades que aprendemos bajo la nube de esta pandemia serán muy valiosas incluso cuando Covid-19 se convierta en un recuerdo lejano.

Las empresas de formación también tienen que adaptarse. La demanda de talleres presenciales, especialmente para grupos grandes, ha disminuido considerablemente desde que se produjo la pandemia. Por el momento, nuestros programas de formación se imparten casi todos en línea.

La buena noticia es que la formación en línea es tan efectiva como estar en un entorno cara a cara. De hecho, la formación digital tiene varias ventajas. No hay viajes involucrados y es rentable, fácil de entregar a escala y más conveniente para los alumnos. Le sorprenderá lo fácil que es interactuar con un gran grupo de personas en línea, cuando los entrenadores tienen acceso a salas de reuniones, pizarras blancas y otras versiones digitales de herramientas de formación de la vida real.

Antes de que ocurriera la pandemia, Cegos ya había desarrollado una nueva forma de impartir una formación con nuestra colección para el desarrollo de habilidades profesionales, #UP. Los programas consisten en una combinación de métodos de formación, que incluyen videos, entrenadores y un programa personalizado de aplicación del aprendizaje al puesto de trabajo. Fue diseñada para ser entregada sin la necesidad de interacción presencial, aparte del aspecto de la aplicación al lugar de trabajo que es impulsado por los participantes y sus compañeros de aprendizaje. Afortunadamente, lanzamos el programa justo a tiempo para cuando más se necesitaba.

El desarrollo personal sigue siendo un componente vital en todos los negocios exitosos, especialmente a medida que sus colaboradores se adaptan a las nuevas formas de interactuar. Es probable que su empresa esté operando con la menor cantidad de recursos posible en este momento, por lo que su personal necesita tanto apoyo como sea posible para rendir al máximo.

Los días de formación presencial no han terminado y regresarán de alguna forma a medida que la pandemia disminuya. A pesar de la conveniencia de las interacciones en línea, los humanos somos animales sociales y anhelamos las experiencias de la vida real con familiares, amigos, colegas y clientes que se nos negó bajo encierro. Pero nuestro mundo ha cambiado para siempre, y debemos seguir aprendiendo para mejor adaptarnos a este nuevo mundo. El aprendizaje digital es una herramienta que lo ayudará a hacer exactamente eso y estará aquí para quedarse, sin importar cuán sin precedentes sea la situación.

Puede encontrar más información sobre #UP aquí. Comuníquese con nosotros para analizar cómo Cegos puede ayudar a sus equipos a mejorar sus habilidades en esta fase de recuperación.