Liderazgo positivo y transformación digital

29/05/2019

Podríamos empezar estas líneas de múltiples maneras y no tendríamos demasiada dificultad para hacer mención de algunos de los pasos y fases por las que ha pasado el entorno profesional y la sociedad a lo largo de toda su historia hasta llegar a lo que es en la actualidad. Queremos decir con esto que sería sencillo hacer uso del histórico para realizar una pequeña introducción al tema en cuestión en este artículo. No obstante, haremos uso de una frase de la cual se está haciendo mucho uso últimamente, y nada tiene que ver con el pasado; “el futuro ya está aquí”.

Al hablar de Transformación Digital, hablamos del cambio en metodologías de procesos”

Bien, “el futuro ya está aquí”, pero… ¿qué queremos decir con estas 5 palabras? y, sobre todo, ¿de qué manera nos influye a nosotros?

Empecemos por la primera cuestión. Con estas palabras no hay espacio para la duda de que actualmente está existiendo una Transformación Digital en todos los entornos, pero centrándonos en el profesional, lo definimos por un proceso en el que las organizaciones deben restructurar las metodologías que han utilizado a lo largo de su historia, haciendo uso de la digitalización de los procesos y la implantación de las nuevas tecnologías. Todo esto también influye en la estrategia organizacional y principalmente se hace uso de esta con el principal objetivo de obtener los máximos beneficios posibles.

¿Cómo influye la transformación digital en las organizaciones?

Ya hemos dicho que influye en la estrategia organización, pero ¿y en los colectivos implicados? Al hablar de Transformación Digital, hablamos del cambio en metodologías de procesos, la compra, uso y conocimiento de nuevas herramientas y máquinas capaces de colaborar con el ser humano, ayudándole a conseguir mayor efectividad y productividad, pero como ser humano (animal de costumbres), pocas veces estamos predispuestos al cambio y menos de estas dimensiones. Por ello, es crítico que para que las organizaciones se sumerjan en la ya conocida “Industria 4.0”, deben ser los responsables de las organizaciones, departamentos y áreas los que impulsen esta filosofía de trabajo y consigan que todo el equipo a su cargo vaya alineado en este empeño.

liderazgo positivo

Entonces, ver todos estos cambios como una oportunidad y no como un reto nos impulsará a conseguir lo que denominamos en este artículo como “Liderazgo positivo en la Transformación Digital”, caracterizado por Influir y guiar a un individuo o grupo hacia la transformación digital y el desarrollo de competencias digitales, logrando altos estándares de efectividad y compromiso.

Influir y guiar a nuestro equipo hacia la Transformación Digital a través de un Liderazgo Positivo

En primer lugar, debe existir una facilidad de adaptación por nuestra parte, fomentando el uso de la tecnología mejorando la efectividad de los equipos, mostrando positividad y aplicar las nuevas herramientas, entendiendo las nuevas claves que la tecnología impone en la relación con el cliente.

En segundo lugar, una predisposición hacia el aprendizaje, mostrando y guiando el uso de herramientas y entornos digitales, ayudando a discernir entre los mejores medios y técnicas digitales a utilizar y facilita entornos que permitan la circulación de la información en el equipo.

Por otro lado, una clara orientación hacia la innovación, haciendo uso de la experiencia y formación en habilidades digitales para orientar el desarrollo de las personas, compartiendo conocimientos y buenas prácticas utilizando medios digitales y buscando nuevas opciones personalizadas, innovadoras y accesibles para todos.

Además, asegúrate de que eres capaz de inspirar, introduciendo mejoras, recibiendo feedback de los interesados y adelantándote a las necesidades futuras, premiando los logros de los colaboradores e integrando canales digitales y presenciales. Consigue también altos niveles de efectividad y compromiso en el equipo de forma asíncrona y conectada digitalmente.

Finalmente, para asegurar que se está actuando correctamente, sintetiza la información sobre la eficacia y productividad de estas acciones con los siguientes KPI'S.

  1. Tiempo de respuesta ante incidencias y necesidades del cliente interno y externo
  2. Satisfacción de los colaboradores con las nuevas herramientas digitales.
  3. Tiempo dedicado por el líder al fomento del uso de nuevas herramientas.
  4. Tiempo decidido por los colaboradores a la implantación de nuevas herramientas.
  5. Ratio de implantación de herramientas digitales y no digitales en la actividad diaria.

Recoger esta información de manera correcta te ayudará en la toma de decisiones y determinar las acciones que han sido más efectivas a la hora de cumplir los objetivos marcados en un proceso o proyecto.


Autor original: Lorena Ortiz Alamo
Cegos España