​¿Cómo entregar más y mejores programas de formación virtual?

14/07/2020

Por Jonathan Mohadeb, Jefe de Proyectos Internacionales en Cegos Group.

La mayoría de las estadísticas que leemos hoy sobre las estrategias de aprendizaje pospandémicas coinciden con esta afirmación: las empresas seguirán ofreciendo formación virtual para sus equipos. Y ahora viene el siguiente desafío, ¿cómo entregar más y mejores programas de formación virtual?

How to be ready to deliver more and better virtual classes ?

En una publicación anterior describimos varias razones por lo que pensamos que la formación virtual crecerá exponencialmente en las empresas. No podemos decir que es solo por la pandemia, hay muchas otras ventajas que ya conocíamos y tal vez valoramos aún más hoy… Los programas presenciales están volviendo gradualmente, pero la formación virtual también seguirá creciendo.

¿Estamos listos para asumir el desafío de aumentar nuestra capacidad para ofrecer un número exponencialmente creciente de clases virtuales? Ser un buen cocinero no significa que esté listo para alimentar a toda una ciudad: hay un salto gigante cuando uno multiplica su producción por cinco, cincuenta o más sin comprometer su calidad… Y, por cierto, también querrá hacer una prueba de su calidad antes de lanzarse.

Más abajo creamos una lista de ítems claves para el éxito al aumentar nuestras capacidades para ofrecer más (y más efectivas) clases virtuales. Si está leyendo esto, usted es responsable del aprendizaje de otras personas o un proveedor de L&D. Estoy seguro de que esta lista se aplica a ambos casos.

  • Asegúrese de tener la tecnología y la infraestructura adecuadas. Tal vez esto sea evidente ya que, en esta etapa, estoy seguro de que ya la tenga. De todos modos, hay suficientes fuentes especializadas que puede utilizar para hacer la mejor selección para usted. Permítanme compartir una anécdota divertida: un gerente me dijo hace unos años que no tenían suficientes licencias para impartir clases simultáneas, ¡pero el problema real era que no tenían suficiente ancho de banda! (Por cierto, lo experimenté en casa durante el confinamiento: mi proveedor no anticipó que tendría 5 reuniones virtuales completas de audio y video al mismo tiempo en el mismo router+módem…).
  • El factor humano. Cuando comienza a industrializar algo, a veces lo primero que uno pierde es el espíritu. Ya se está volviendo más digital, no olvide que esto también requiere que siga siendo humano. Digámoslo de esta manera: la tecnología le dará más opciones para contactar e interactuar con la audiencia. En el momento en que se dé cuenta de que esto sigue siendo una sesión en vivo, lo hará mejor. Una clase virtual no es un seminario web ni un video.
  • Invierta en sus entrenadores y sus productores. Identificamos dos roles principales para garantizar el éxito de una clase virtual en vivo. El formador acompañara a los participantes por las actividades y ejercicios, siendo la “cara visible” y el referente de contenido y experiencia. La didáctica del formador no es transferible del cara a cara. Por supuesto, un formador podría ser bueno en ambos entornos, pero eso no es obvio ni necesario. El productor es el que monitorea la participación y mantiene viva la sesión: preparando la sala, resolviendo las cápsulas, asegurando que todos estén cómodos con su conexión, resolviendo cualquier problema técnico…
  • ¡Pedagogía y didáctica, y buen contenido! La idea es que las personas aprendan durante (y después) de sus clases virtuales, no se trata solo de unirlas porque es fácil. Sí, puede tener sesiones de inicio y talleres de seguimiento, donde la didáctica puede ser bastante obvia. Pero si hablamos de clases virtuales, debe asegurarse de aplicar principios de trabajo y herramientas efectivas. Por lo tanto, entregue solo clases virtuales relevantes y actualizadas, y cuando las diseñe, haga que sean lo más modulares posible. Al hacerlo, podrá reconstruirlos o usarlos como parte de múltiples y variados viajes de aprendizaje.

¿Cuál es su estado en estos 4 puntos? ¿Hay más claves de éxito que pueda compartir?