​Encuesta Cegos 2020 sobre el mundo de la formación muestra que la industria se ha transformado

09/12/2020

Por Christophe Perilhou 

Decir que el 2020 ha sido un año interesante sería poco. La crisis sanitaria ha perturbado todo, y el sector de la formación ha visto algunos cambios masivos.

Cada año, Cegos lleva a cabo su encuesta “barómetro”, en la cual analizamos la industria de la formación para ver cómo está la comunidad de recursos humanos y de negocios. La encuesta del 2020 es una lectura fascinante. Registra los cambios que las empresas han estado haciendo durante la pandemia y cómo afectarán el futuro de la formación una vez que la crisis sanitaria retroceda.

Para la encuesta de 2020, entrevistamos a 1.783 empleados y 254 directores y gerentes de recursos humanos en cuatro países europeos: Francia, Alemania, Italia y España. Sus respuestas muestran que las cosas están cambiando rápidamente, así que veamos cinco tendencias emergentes:

1) La formación se mueve rápidamente hacia lo virtual

El 89% de los directores de RRHH dijeron que ajustaron su oferta de formación virtual para continuar el entrenamiento durante el cierre y después. Muchos de estos programas de formación se habían organizado antes de la pandemia, pero se impartieron virtualmente y no en persona.

El 81% de los directores de RR.HH. esperan que futuros cursos de formación organizados por su empresa hagan más hincapié en la formación virtual que antes de la crisis sanitaria. De hecho, el 64% de los empleados han recibido algún tipo de formación en línea este año y el 84% dijo que estaban muy contentos o satisfechos con su experiencia. Esto ha ayudado a romper algunos de los preconceptos negativos de la formación en línea. Como tal, es evidente que tanto los gerentes como los empleados se sienten más cómodos que nunca con la formación virtual.

2) Muchas habilidades relevantes hoy en día probablemente serán obsoletas dentro de 3 años

Un hallazgo sorprendente de la encuesta fue que los directores de RRHH creen que alrededor del 45% de los puestos de trabajo de su organización podrían quedar obsoletos en 3 años. Esto se debe a varios factores sociales, tecnológicos y ambientales. Los empleados también son conscientes de este problema, con el 77% temiendo que las transformaciones cambien su trabajo total o parcialmente en los próximos años. Los empleadores, por lo tanto, están reenfocando sus programas de formación en la mejora de las habilidades para el futuro.

3) La formación en habilidades blandas se está convirtiendo rápidamente en una prioridad para los negocios

Cuando se les preguntó qué habilidades son prioritarias, el 35% de los gerentes respondieron con habilidades digitales, el 34% mencionó habilidades blandas y el 24% dijo habilidades de gestión. “Hasta hace muy poco tiempo, los directores de recursos humanos resolvían esencialmente los problemas que tenían en determinados puestos mediante la contratación”, dice Christophe Perilhou, Director de Aprendizaje y Soluciones de Cegos Group. “Hoy en día, debido a la transformación, estos problemas son cada vez más marcados, más frecuentes, más complejos y de naturaleza más interfuncionales. Esto ha llevado a los Directores de Recursos Humanos a poner un mayor y más amplio énfasis en el desarrollo de las habilidades de todos sus empleados”.

4) Los empleados invierten más tiempo que nunca en formación

Muchos profesionales consideran ahora que la formación es una herramienta esencial para ayudarles a seguir siendo competitivos en el mercado laboral y a desarrollar sus carreras. De hecho, una proporción significativa está dispuesta a invertir en su propia formación para que esto ocurra, y no simplemente a confiar en la formación proporcionada por la empresa. Un asombroso 90% de los empleados dice estar dispuesto a realizar una formación autodidacta para adaptarse a las transformaciones de sus trabajos y profesiones. El 62% considera que la responsabilidad del desarrollo de habilidades debe ser compartida entre el empleado y el empleador.

5) Los empleadores exigen programas orientados al aprendizaje del rendimiento

Todas estas tendencias muestran que la gran mayoría de los empleados y gerentes valoran mucho la formación. Como tal, esperan ver resultados. El 46% de los encuestados dijo que se debería fomentar y facilitar la formación en el trabajo y su aplicación en el lugar de trabajo. El aprendizaje del rendimiento – aprendizaje directamente relacionado con el desempeño de las personas en sus puestos de trabajo – se ha convertido en una preocupación primordial para los gerentes, por lo que éste deberá ser un objetivo de las empresas de formación en el futuro.

La encuesta del Barómetro de este año demuestra que la forma en que entrenamos y aprendemos nunca volverá a ser la misma. Todos debemos responder a la naturaleza cambiante del trabajo, que era una tendencia significativa incluso antes de que la pandemia golpeara. “Como líder europeo en formación profesional, esta crisis nos recuerda a diario nuestra misión principal: responder al reto crucial del desarrollo de las capacidades de forma sostenible y responsable”, dice el miembro de la Junta del Grupo Cegos, Guillaume Huot. “Hoy en día, todos los diferentes actores parecen estar dispuestos a actuar – autoridades públicas, empresas, empleados, organismos de formación – y esta crisis ofrece, por lo tanto, varias oportunidades para recuperarse”.

De hecho, la capacidad de recuperación es esencial para la supervivencia de los negocios. Pero nuestra encuesta muestra que no volveremos a las viejas costumbres. Es hora de forjar un nuevo futuro después de un año turbulento que cambió nuestras vidas.


Descargue su copia gratuita en inglés del Barómetro Europeo Cegos 2020 “Transformación, Habilidades y Aprendizaje” aquí.