Digital Learning: las 10 grandes tendencias para la formación del mañana

23/04/2018

Crear un ecosistema de capacitación accesible, eficiente e innovador que pueda impulsar el rendimiento empresarial, hoy significa aprovechar todas las oportunidades que ofrece lo Digital. La pregunta sigue siendo cómo hacer un uso completo de ella…

Definir el Digital Learning

Mucho más que los módulos de eLearning, el Digital Learning abarca una amplia gama de formatos digitales. Es un enfoque educativo que puede ser diseñado e implementado en modo síncrono o asíncrono y llevado a cabo de múltiples maneras: cara a cara, a distancia o en el lugar de trabajo. Integra múltiples modalidades digitales: videos, clases virtuales, módulos de eLearning, blogs, foros, comunidades en línea, aplicaciones móviles...

El desafío fundamental es crear o explotar los recursos educativos digitales de acuerdo con los objetivos, los futuros usuarios, el contenido y cualquier restricción (técnica, humana o financiera).

Las diez grandes tendencias para la capacitación en los próximos años

1. Una experiencia de aprendizaje integrada: ponerse en el lugar del usuario, identificar los puntos de contacto principales de acuerdo con los alumnos hace que sea posible enfocar el proceso en el usuario para proponer los dispositivos apropiados, las herramientas correctas y una experiencia de aprendizaje fluida, que promueva el compromiso del alumno a largo plazo.
2. Un aprendizaje individualizado y adaptativo: el uso de datos es un factor clave para mejorar la personalización. La capacitación se adaptará según, por ejemplo, los objetivos individuales del alumno, el nivel inicial / deseado, el tiempo disponible, los modos e instalaciones de aprendizaje individual, la capacitación ya realizada o incluso las recomendaciones de los compañeros.
3. Aprendizaje a través de video: el medio predominante en Internet, accesible desde cualquier dispositivo, el video ofrece una amplia gama de recursos educativos, con un triple desafío: garantizar una producción de calidad, infundir el nivel adecuado de pedagogía y garantizar que el compromiso sea lo suficientemente fuerte como para garantizar la transferencia de aprendizaje.
4. Formatos cortos: cortar el entrenamiento en varios momentos cortos responde al deseo de aumentar las habilidades durante un proceso que se extiende a lo largo del tiempo. Se trata de definir el buen uso del dispositivo, ya que el aprendizaje como tal siempre requiere el tiempo necesario para la asimilación de los contenidos, la puesta en práctica y la retroalimentación regular.
5. Aulas virtuales: Hoy, la tecnología nos permite explotar los beneficios de la capacitación en el aula en un entorno virtual sincrónico. El desafío es diseñar y animar clases virtuales para despejar la barrera tecnológica.
6. Un enfoque multidispositivo: el acceso al contenido desde cualquier dispositivo se ha convertido en una expectativa ineludible. Con la rápida evolución de dispositivos y navegadores, lo que está en juego es tanto técnico como pedagógico.
7. Las realidades virtuales y aumentadas: en términos de aprendizaje, solo estamos al inicio de sus aplicaciones, lo que abre el camino para formatos de enseñanza muy inmersivos, aceleradores del aprendizaje.
8. La Gamificación: el uso de técnicas de juego en el entrenamiento aumenta la emoción, el placer y, por lo tanto, el aprendizaje, siempre que se encuentre el equilibrio adecuado entre los métodos del juego y el contenido de las secuencias pedagógicas.
9. El aprendizaje social: casi 3/4 de los usuarios de Internet en el mundo están conectados a las redes sociales. Crear comunidades de práctica o intereses es una forma de aprovechar las interacciones sociales y colaborar en los entregables. Este enfoque abre el camino para un nuevo rol para el facilitador que puede organizar, animar o comentar las conversaciones y contenido de sus alumnos.
10. El formato de refuerzo: en el espíritu del modelo 70-20-10, tener herramientas o formatos digitales para facilitar la transferencia de conocimiento en el lugar de trabajo aporta un valor añadido real para desarrollar el impacto de la formación.

Todas estas tendencias sugieren que, para tener éxito, las empresas deben anticiparse y adaptarse constantemente. Las transformaciones son conducidas por equipos constantemente en acción. La organización debe ser más que nunca un aprendiz. Gracias al Digital Learning, una organización puede optimizar la inversión en capacitación, desarrollar una experiencia de aprendizaje innovadora y crear un ecosistema de aprendizaje que contribuye al desempeño de la empresa.