5 tips para mejorar la experiencia del alumno

10/05/2018

Por Simon Vuillaume

Hace unos años, un alumno se inscribía a un programa de capacitación y pasaba dos días en una sala junto a sus colegas y un entrenador. Luego volvía a su puesto de trabajo e intentaba aplicar lo que había aprendido.

Actualmente, estamos viendo surgir herramientas de aprendizaje muy potentes con amplia posibilidad de interacciones relacionales y numéricas: los alumnos pueden usar sus teléfonos inteligentes en el aula, participar en actividades digitales e intercambiar con otros en actividades grupales, etc.

Son herramientas muy útiles, pero lo que parece ser educativamente relevante y simple para el diseñador a veces puede parecer complicado desde el punto de vista del alumno.

En la era digital, la pregunta "¿Este método de aprendizaje es adecuado?" ya no es suficiente. Es importante ponerse "en la piel" del alumno, localizar posibles desafíos desde temprano y tratar de eliminarlos.
Para hacerlo, recomendamos este enfoque en 5 pasos:

1 - Ponerse "en la piel del alumno"
Crear perfiles de usuarios. Un perfil es un usuario típico o una representación ficticia de los usuarios objetivo de una solución. Se puede usar para establecer prioridades, diseñar guías y tomar decisiones ergonómicas, y probar escenarios de prioridad.

2 - Pasar de adquisición a transferencia del conocimiento
El plazo de aprendizaje debe pensarse desde el punto de vista del alumno; no en términos de un evento de dos días, sino en un periodo más largo que abarca el proceso entero, desde el registro en la herramienta, el viaje de aprendizaje, la repetición de habilidades y el anclaje del aprendizaje al largo plazo.

3 – Crear un viaje de aprendizaje emocional
Por lo general, los alumnos evalúan su experiencia de capacitación en un pico emocional durante y al final del proceso de aprendizaje. ¡Por lo tanto, es importante que la última etapa de un curso de capacitación sea emocionante!

Si, como regla general, nos aseguramos de que la introducción a una herramienta sea atractiva, la etapa final del curso de capacitación no debe ser el "final de la sesión de capacitación", sino que debe ser, por ejemplo, el momento en que felicitamos al alumno por haber aplicado el conocimiento adquirido!

4 - Mejorar la experiencia: simplificar las interacciones del alumno con todas las interfaces digitales
Aprender y adoptar una nueva práctica requiere esfuerzo. Por lo tanto, el acceso a la capacitación debe requerir el menor esfuerzo posible.
Las interfaces diseñadas por expertos de UX agilizan la navegación. Se pueden evitar muchas pesadillas eliminando clics extra, con un inicio de sesión único, con la armonización de notificaciones, la posibilidad de personalización de la interfaz por parte del usuario en función de sus necesidades, y un acceso para múltiples dispositivos.

5 – Trabajar con ‘Embajadores de Experiencia’
"Mantener la promesa inicial" significa garantizar que el proyecto se implemente correctamente.
Esto requiere un ajuste de las interfaces digitales y apoyar a personas que se unirán a la experiencia con los alumnos: entrenadores, gerentes, colegas. Puede ser útil capacitar a estos ‘embajadores de experiencia’ de la misma manera que los alumnos.

El desafío actual para la función de L&D ya no es simplemente diseñar una herramienta relevante. Para involucrar a los almunos, debemos preguntar si cautiva (genera emociones positivas) y simplifica la experiencia (minimiza el esfuerzo para acceder a la herramienta).

Lea el Innovation Handbook de Cegos “L&D: Decoding the Future” y descubra más acerca de los nuevos desafíos para los líderes de formación y desarrollo.